TOYOTA RAV 4

La primera generación del RAV4 tuvo un elevado éxito comercial, al ser pionero en el segmento. Inicialmente sólo estuvo a la venta con carrocería de tres puertas, pero las críticas a su interior algo justo tuvieron respuesta en Toyota, que lanzó una variante alargada con cinco puertas. Fue considerado el “GTI” de los todoterrenos.

Con la segunda generación, Toyota logró convencer a un mayor número de usuarios gracias a la introducción de los motores diésel 2.0 D4D con 116 CV. Fue la última entrega en la que se podía escoger entre la carrocería de tres o cinco puertas.

En el mercado de ocasión, el Toyota RAV4 tiene un valor residual elevado, especialmente aquellas unidades que tienen motor diésel y carrocería de cinco puertas. Destacan por su correcta presentación, comportamiento dinámico parecido al de un turismo y sus amplias posibilidades de equipamiento.

Galería

La primera generación del RAV4 tuvo un elevado éxito comercial, al ser pionero en el segmento. Inicialmente sólo estuvo a la venta con carrocería de tres puertas, pero las críticas a su interior algo justo tuvieron respuesta en Toyota, que lanzó una variante alargada con cinco puertas. Fue considerado el “GTI” de los todoterrenos.

Con la segunda generación, Toyota logró convencer a un mayor número de usuarios gracias a la introducción de los motores diésel 2.0 D4D con 116 CV. Fue la última entrega en la que se podía escoger entre la carrocería de tres o cinco puertas.

En el mercado de ocasión, el Toyota RAV4 tiene un valor residual elevado, especialmente aquellas unidades que tienen motor diésel y carrocería de cinco puertas. Destacan por su correcta presentación, comportamiento dinámico parecido al de un turismo y sus amplias posibilidades de equipamiento.