GOLF

Para mejorar el rendimiento del Golf ante un uso deportivo exigente, Volkswagen ha instalado un diferencial autoblocante en el eje delantero (funciona mediante un embrague multidisco), unos discos de freno perforados y unos neumáticos de alto rendimiento diferencial autoblocante. Además de por los cambios mecánicos, el Golf  se distingue de otras versiones de la gama porque tiene unos parachoques distintos, unos faldones laterales más prominentes, unas cubiertas de los retrovisores pintadas en negro, un difusor aerodinámico trasero diferente y unos vinilos decorativos  en los laterales de la carrocería.

Galería

Para mejorar el rendimiento del Golf ante un uso deportivo exigente, Volkswagen ha instalado un diferencial autoblocante en el eje delantero (funciona mediante un embrague multidisco), unos discos de freno perforados y unos neumáticos de alto rendimiento diferencial autoblocante. Además de por los cambios mecánicos, el Golf  se distingue de otras versiones de la gama porque tiene unos parachoques distintos, unos faldones laterales más prominentes, unas cubiertas de los retrovisores pintadas en negro, un difusor aerodinámico trasero diferente y unos vinilos decorativos  en los laterales de la carrocería.